Pablo Ventura, el joven detenido en la ciudad de Zárate por su presunta participación en el crimen de Fernando Báez Sosa, negó ante la Justicia haber estado en la ciudad de Villa Gesell y dijo que no tiene nada que ver con el homicidio.

La fiscal Verónica Zamboni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Villa Gesell, le tomó declaración al joven durante 45 minutos.

Antes de la declaración de Ventura, el padre del joven insistió que su hijo es inocente y aseguró que se trata de un "pase de factura", aunque no dio mayores detalles. "Hoy tendría que estar viajando a Punta del Este con la familia. La acusación es un pase de factura, un ajuste de cuentas", afirmó.

En total, son 11 los detenidos por el crimen de Sosa, de 19 años, pero dos están más complicados y los señalan como "coautores de homicidio agravado". En sus zapatillas encontraron sangre. Al resto los consideran como partícipes necesarios del crimen del estudiante de Derecho en Villa Gesell.

En las primeras declaraciones ante la policía, que no tienen validez legal, los rugbiers detenidos mencionaron a Ventura como otro de los jóvenes que había participado del crimen y, por eso, la Justicia ordenó su detención, la cual se concretó en Zárate.

Sin embargo, su familia asegura que el joven, quien no es rugbier y practica remo en un club náutico en Zárate, nunca estuvo en Villa Gesell e incluso difundieron un video en el que se lo ve junto a sus padres en un restaurante de su ciudad de residencia.

 

Fuente: Minuto Uno