Debido a las múltiples acusaciones de mala fiscalización de los votos posterior a las PASO este mes, el oficialismo activó varias estrategias para sumar voluntarios para controlar los escrutinios.

Una de las campañas más notables fue la llevada a cabo por un grupo de rugbiers simpatizantes con el gobierno, quienes se ofrecieron a cuidar las urnas para evitar un triunfo de la oposición. El grupo está comandado por Guillermo Volponi, concejal marplantense aficionado al deporte.

 

Guillermo Volponi on Twitter

La campaña de Volponi generó una reacción contraria dentro del mismo rugby marplatense. Un grupo de jugadores, técnicos y personas vinculadas al deporte firmaron una carta dirigida al concejal para repudiar su campaña y anunciaron que votarán a Fernández.

"Queda claro por sus expresiones que intenta generalizar la postura de una inmensa mayoría de jugadores de nuestro deporte, dando por sentado que la mayoría de los rugbiers apoyan este gobierno, para convocarlos a realizar una fiscalización ‘anti fraude K'", señala la carta.

fiscalizar a favor del presidente.

Macri recibió a Los Jaguares en Olivos el mes pasado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Macri enfrenta una rebelión rugbier: "En octubre vamos a hacer un scrum para que gane Alberto"

LPOSurgió en el ambiente de la ovalada un grupo disidente que repudia a los jugadores que quieren fiscalizar a favor del presidente.

 

 

 

 

 

 

 

LPO21/08/2019

Un grupo de rugbiers peronistas complicó la estrategia que trazó el Gobierno con el objetivo de conseguir más fiscales para controlar las elecciones generales de octubre.

Como explicó LPO, en el Gobierno cruzaron cuestionamientos internos por una supuesta mala fiscalización en las primarias, en las que Mauricio Macri perdió por 15 puntos contra Alberto Fernández. Es por eso que activaron algunos dispositivos, como el de los trolls en las redes, para sumar fiscales.

La campaña que adquirió mayor notoriedad fue la de un grupo de rugbiers que se ofrecieron a custodiar las urnas para evitar un triunfo del peronismo. Este grupo estuvo comandado por Guillermo Volponi, un concejal marplatense del PRO del espacio del diputado nacional Guillermo Montenegro, otro amante de la guinda. "En octubre jugadores #rugby de muchísimos clubes de todo el país iremos a cuidar las urnas, cruzada nacional del rugby contra el fraude!", tuiteó Volponi y recibió cientos de réplicas.

La campaña de Volponi generó una reacción dentro del propio mundo del rugby marplatense. Un grupo de jugadores miembros de staff técnicos y personas vinculadas a los clubes de rugby de Mar del Plata/Batán firmaron una carta dirigida al concejal para repudiar su campaña y anunciaron que votarán a Fernández.

"Queda claro por sus expresiones que intenta generalizar la postura de una inmensa mayoría de jugadores de nuestro deporte, dando por sentado que la mayoría de los rugbiers apoyan este gobierno, para convocarlos a realizar una fiscalización ‘anti fraude K'", señala la carta.

"Esto deja en claro que usted, al igual que el Sr. presidente Macri, la Sra. gobernadora Vidal y el Sr. intendente Dr. Arroyo no fueron capaces de observar que durante las últimas elecciones, miles y miles de argentines, incluyendo centenares de rugbiers, fiscalizaron la lista que arrasó las urnas con un mensaje lleno de desesperación, para que ustedes dejen desometernos con sus políticas de devastación", se quejaron los rugbiers peronistas.

"La garantizamos que en Octubre seremos miles los rugbiers que fiscalizaremos la esperanza y el fin de este proceso político nefasto", indicaron los deportistas.

 

 

 

Fuente: La Política Online