Durante la tarde de ayer, mientras el presidente boliviano Evo Morales presentaba su renuncia debido a las presiones ejercidas por la oposición y las fuerzas armadas, y mientras la ciudadanía argentina esperaba el posicionamiento del aún presidente de la nación Mauricio Macri, en la quinta presidencial el panorama era uno bastante despreocupado.

En un video republicado por el periodista, Jorge Rial, se pueden ver imágenes más que llamativas: Mauricio Macri junto a su esposa, la primera dama Juliana Awada, participan de un truco de magia en la Residencia de Olivos, rodeados de familiares, entre ellos la hija mayor del presidente, la cineasta Agustina Macri, caracterizada por un bajísimo perfil.

Todos los compatriotas pedían una palabra del presidente, pero aparentemente estaba ocupado con un ilusionista que fue especialmente para el divertimento del establishment de amigos. 

 

Fuente: Diario Registrado