El vínculo entre Verónica Ojeda y su ex pareja y padre de su hijo, Diego Maradona, ya no es el amigable que supieron tener durante el año pasado, cuando supieron reconciliar sus diferencias para hacer prevalecer el bienestar del hijo de ambos. 

La ex de Diego está pasando sus vacaciones en la ciudad de Mar del Plata y salió a la carga con una dura revelación, asegurando que Maradona ya no ve a su hijo, a pesar de que se encuentra viviendo en Argentina, mientras se desempeña como director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

"Sólo hablan los abogados por el asunto económico, nada más. Nada más que eso", expresó Ojeda, asegurando que está absolutamente resignada, porque si bien hubo un momento en el que luchaba porque su hijo tenga una relación con su papá, hoy ya piensa que no puede seguir dependiendo de ella que los dos se vuelvan a ver.

Durante el transcurso del año pasado, los vínculos entre madre, padre e hijo parecían haberse reforzado tras una intervención médica que recibió Maradona. Luego, Ojeda viajó a México donde Diego se desempeñaba como director técnico. Finalizada la visita, Ojeda fue contundente: "No quiero estar más en la vida de Diego", y hubo fuertes rumores de maltrato físico del “Diez” hacia la rubia, aunque ella no quiso dar declaraciones explícitas al respecto.

"Con Diego solo somos los papás de Dieguito Fernando, nada más que eso, y siempre lo aclaré. Nos unirá para toda la vida nuestro hijo. Yo tengo mi vida, él tiene la suya", siempre sostuvo la rubia.

 

 

Fuente: Exitoína